domingo, 4 de diciembre de 2016

ENTREVISTA A MÓNICA NARANJO EN EL CORREO DE ANDALUCÍA: "CUANDO DEJAS DE APORTAR DEBES RETIRARTE"



La artista presenta un perfume con su nombre, Mónica Naranjo, y la reedición de 'Lubna', dos preciados regalos para que esta Navidad sintamos su esencia mucho más cerca de nosotros.

Entrevista extraída/cortesía de El Correo de Andalucía. Texto: Ricardo Castillejo. Foto: David Arnal

Mónica no tiene prisa. Ya no tiene que demostrar que es una de las mejores voces del panorama musical. Ni que es una mujer de bandera con una personalidad arrolladora. Ni que cuenta con legiones de admiradores. Ni que sus proyectos suelen ser un éxito asegurado. La diva ha logrado muchas cosas en su camino, dejando atrás la “pantera” que fue para convertirse en una mujer, elegante y sofisticada, que, eso sí, no pierde la fuerza felina en su mirada. Enamorada de su marido, Oscar Tarruella, junto a él ha creado un tándem indisoluble bajo el que disfruta del olor de la felicidad…

-¿Cuáles son los olores asociados a tu infancia?
-Hay unas flores preciosas, silvestres, que nacen en verano en las zonas húmedas y que no recuerdo bien su nombre. Las hay en fucsias, amarillas, rojas… Así olía mi niñez, porque el parque donde jugábamos estaba lleno de ellas. Es más, en mi casa de ahora crecen y cuando bajo al huerto en la época estival me llega esa intensidad y me trae muy bonitos recuerdos.

-¿Y tu madre? ¿A qué huele?
-Siempre bien. No le hace falta un perfume. Ella huele a azúcar. Es algo maravilloso. Se levanta por la mañana y ya huele bien. Para mí es la persona que mejor huele en el mundo.

-¿El éxito…?
-Depende de cómo lo vivas. Si lo vives de forma desequilibrada, huele a rancio. Si lo vives de forma moderada –y sabes qué lugar ocupa en una jerarquía-, huele bien.

-¿Podrías renunciar a ese olor?
-¿Por qué hacerlo si lo sabes llegar? Tengo un amigo ya mayor que opina que ningún ser humano está preparado para el gran éxito y tiene razón. Yo he vivido dos clases de éxito: el que mata y el que te mantiene. Del primero no queda nada porque todo pasa tan deprisa como cuando vas en el AVE. No tengo ningún recuerdo de eso. Ahora sí que los tengo pero porque he sabido parar y decidir lo que me apetece hacer y lo que no. Las cosas cambias porque uno cambia y quiere cambiar.

-¿Cómo es el olor del desamor?
-¡Uf! Depende de lo tóxica que haya sido esa pareja… Con mi ex marido huele a amoniaco (risas). Se te viene a los ojos y tienes que alejarte (risas).

-Todavía te falta experimentar el olor de un bebé…
-Es el mejor e inunda toda la casa. Bueno, no he tenido la suerte de criar a mi hijo en la cuna pero sí que llegó con siete años, que era casi un bebé precioso. He podido cubrir esa carencia con los sobrinos, que huelen tan bien que te los comerías (aunque luego te lamentas de no habértelos comido porque se vuelven muy pesados) (risas). Todo pasa por algo y no hay que lamentarse.

-¿No está entre tus proyectos la maternidad?
-No, ya no. No sería responsable. Aitor tiene 24 años. Mejor esperar a ser abuela. El otro día una amiga tuvo mellizos y fue un “momentazo” cogerlos, olerlos… Te despierta todo otra vez pero la parte racional te dice que “no”.

-Tienes 42 años… ¿Te sientes joven? ¿Madura?
-Me siento en el mejor momento de la vida y no quiero tentar a la suerte porque tengo un hijo muy bueno pero como me salga uno como yo sufriría mucho (risas). Soy joven pero la energía no es la misma. Eso que hacía con veinte años de coger una maleta y salir a cualquier lado ocho meses ha cambiado porque mi lugar favorito es mi casa. Cada vez me cuesta más alejarme de mi hogar y de mis afectos.

-¿La felicidad tiene olor?
-Sí… Sí… Me encanta el olor a azahar. Tengo en casa un naranjo y un limonero y en verano es una pasada. Y el galán de noche. A eso huele la felicidad.

-¿Hasta qué punto, para construir lo que eres actualmente, ha influido tu marido? Porque para la televisión te animó él…
-Cierto. Pensaba que no pintaba nada en la “tele”, que lo mío era ir para actuar y ya está. Oscar me dijo que la grabación de “Tu cara me suena” eran seis meses y que, si no quería después, que no siguiera. Es muy sensato, muy equilibrado y le hago mucho caso, aunque la última palabra es la mía. Si él no hubiera estado en este último tramo, desde que reaparecí, a lo mejor no hubiera vuelto nunca. Estaba feliz, con los míos, tranquila. Eso sí, le estoy agradecida porque he tenido desde entonces experiencias muy bonitas.

-Concha Piquer se retiró porque desafinó en una actuación y ya no regresó. Sus admiradores le achacaban que era muy perezosa y a ti, los tuyos, también te piden más…
-No es pereza. Es que la responsabilidad pesa cada vez más y más. Quienes somos muy exigentes con nosotros ese grado de tiranía llega hasta matarnos. Yo haría lo mismo que “la” Piquer porque si tu cuerpo no te sigue, es el momento de dejarlo. Hay que saber cuándo uno se tiene que retirar y en algún momento, cuando dejas de aportar, debes hacerlo.



*Descubre más de esta entrevista en el próximo número de “Sevilla Magazine” con El Correo de Andalucía (11.12.2016)

Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

2 comentarios:

Perfume Mónica Naranjo dijo...

http://www.perfumemonicanaranjo.net

Álvaro E. Abad dijo...

Los visitantes de nuestra web pueden comprar el perfume a través de nuestra web,
http://mninfo.blogspot.com.es/2016/11/reserva-esencia-de-monica-naranjo-con.html?m=1
Gracias