25 DE NOVIEMBRE LANZAMIENTO DE 'LUBNA EDICIÓN LEYENDA'

La reedición de 'Lubna' con el libro + 2 CD y 1 DVD y otra 'Edición Vinilo, imprescindible para fans.

PRESENTACIÓN PARA SOCIOS DE 'ESENCIA' EL PERFUME UNISEX DE MÓNICA NARANJO

La cantante lanza su perfume para la firma LR España.

I

MÓNICA NARANJO COLABORA CON 'LA MARATÓ' CON LA VERSIÓN DE 'AMAZING GRACE'

La cantante canta en catalán por primera vez por una causa solidaria en un marco impresionante.

'EL SHOW PORTÁTIL DE MÓNICA NARANJO'

Programa piloto de entrevistas de la cantante que se ha quedado en un cajón de Mediaset.

sábado, 28 de junio de 2014

Mónica Naranjo: "La vida y el público me lo han dado todo" by ABC



La cantante catalana actúa este sábado en el nuevo auditorio Fibes dentro de su gira «4.0 Tour»

Texto cortesía/extraído de ABC Sevilla.es | Texto: Andrés González Barba | Foto: Pako Manzanero BB

Mónica Naranjo (Figueras, 1974) va a sorprender este sábado con el concierto que va a ofrecer en el nuevo auditorio Fibes dentro de su «4.0 Tour», con el que está celebrando sus 40 años y sus más de dos décadas dentro del mundo de la música. En el concierto que dará en Sevilla no sólo repasará sus grandes éxitos con un sonido totalmente remozado, sino que estará rodeada de 6 músicos3 cantantes de coro4 artistas performancebailarines y acróbatas. Un espectáculo en el que estsa cantante ha dado una vuelta de tuerca a su estilo.
Reconoce esta cantante catalana a ABC en une entrevista que se considera una superviviente en el terreno musical, «ya que llevo una carrera de 22 años y por lo general puedo reconocer que ha sido una experiencia muy bonita porque desde pequeña tengo recuerdos vinculados con la música». Asimismo, admite que «ha sido un triunfo dedicarme a la música. La vida y el público me lo han dado todo». Sobre la respuesta que le han dado sus seguidores reconoce no haberse sentido nunca abandonada por su público, «y ahora he tenido la suerte de reunir una cuarta generación de público con chavales adolescentes, porque seguimos manteniendo ese feedback con el público».
Mónica Naranjo confiesa sentirse muy ilusionada de actuar en el auditorio Fibes: «Me hablan de que es un lugar con una tímbrica maravillosa». Asimismo, asegura que no le preocupa si va a llenar o no un escenario que posee más de 3.000 localidades, ya que «cuando hago conciertos estoy más concentrada en lo que voy a hacer que en las butacas que vaya a llenar, esa labor se la dejo mejor a mi manager», asevera.
Sobre este nuevo tour Naranjo asegura que «es una gira salvaje. Actuamos con artistas multidisciplinares y yo estoy en medio del escenario rodeada por los músicos, las coristas, bailarines y acróbatas». Además, admite que «está yendo maravillosamente. Llevamos cinco conciertos y han sido estupendos porque nos hemos encontrado con un público desenfrenado y estupendo. El público es adrenalínico.Esa energía que se respira en una sala con miles de personas cantando tus canciones es como algo bélico. Se oye más al público que a ti misma pero es fantástico».
En cuanto a su reciente participación en programas televisivos como «Tu cara me suena», «para mí ha sido sorprendente. Yo no quería participar al principio pero mi manager me convenció para que la gente me conociera más de cerca como persona y no tanto a la artista». Asimismo, Mónica Naranjo ha sido la presentadora del programa concurso «¡A bailar!», en el que participaban parejas de famosos.

Por último, la cantante admite que su próximo proyecto será la ópera rock «Lubna», que está escribiendo junto a Pepe Herrero y que se basa en un cuento inédito. «Llevamos cinco años y medio trabajando en este proyecto y estoy muy ilusionada aunque nos está costando mucho trabajo». En todo caso, espera que cuando la estrene y se haga una gira, Sevilla sea una de las ciudades en donde se represente.
Concierto de Mónica Naranjo
Nuevo auditorio Fibes. Este sábado a las 21:30 horas. Venta de entradas en Ticketmaster, El Corte Inglés, FNAC, La Teatral, Halcón Viajes y Carrefour.

Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

jueves, 26 de junio de 2014

Mónica Naranjo: “A las cadenas de radio les horroriza mi música, pero gusto al público” by El Correo de Andalucía




ENTREVISTA a Mónica Naranjo. La pantera de Figueras llega a Sevilla con su nuevo espectáculo este sábado, día del Orgullo. La gira 4.0 está pensada como celebración del 40 cumpleaños de esta artista.

Lleva 22 años en los escenarios. El montaje promete estar la altura de las grandes producciones internacionales, con seis músicos, tres cantantes de coro, cuatro artistas performance, bailarines y acróbatas, junto a los que interpretará en clave electro-rock los éxitos de su carrera.
Este tour 4.0 que llega el sábado a Sevilla es una celebración de sus 40 años. ¿Pesan mucho? ¿Se siente cuarentona o cuarentañera?
No me asustan, me alegran porque estoy viva. Nunca compartiré que cumplir años sea hacerse viejo. Nos hace sabios y más grandes. Cada año que cumplo es un agradecimiento al universo por el regalo que nos da. No me pesan los años. ¿Cuatentona o cuarentañera? Las dos.

¿Le gusta el título de diva que le han colgado?
Es el personaje. En la vida privada es otra cosa. Pero siempre me lo han dicho con cariño y respeto.

¿Qué ha preparado para este sábado en Fibes? ¿Habrá invitados?
Un concierto maravilloso. Todo un espectáculo. Habrá cuatro artistas de performances, músicos, coristas… La puesta en escena va a ser muy salvaje. Que el público espere muchísima energía de la buena. Sobre artistas invitados en Sevilla, aún no lo tengo pensado.

Quizá sería Pastora Soler la colaboración natural.
Sería la artista por excelencia en Sevilla y en todos los conciertos. Además de compañera es amiga. Pero ahora necesita reposo, y en eso está.

Su concierto será el día del Orgullo. Su última actuación en Sevilla también coincidió. ¿Cómo lleva ser un icono gay desde hace 20 años?
Desde que pisé España me sentí adoptada por un colectivo culto, que siempre ha apoyado la música. Me siento adoptada y querida por ellos. Es una causa que me afecta y aunque dos décadas después hemos logrado muchísimas cosas que hubieran sido impensables hace 20 años, todavía queda trabajo por hacer.

En los últimos años hemos descubierto su faceta televisiva. ¿Qué le aporta? ¿La desvía de la música?
La televisión me divierte. Se refleja más mi día a día, sin tener la carga de hacer música. La música la sufro, porque en estos tiempos es una gran responsabilidad hacer música y defenderla. Pero las dos me gustan. Y es al contrario, no me roba tiempo. Siempre he sido una persona disciplinada. Hay espacio para todo.

¿Es más fácil lograr dinero de televisión que de la música?
Estamos muy equivocados todos. La crisis no solo afecta a millones de personas paradas o con trabajos poco remunerados. Afecta a todos los campos, a los artistas y a la televisión también. Siempre ha habido un mito que dice que la artista gana mucho dinero. Pero algunos, no todos.

¿Cómo habría llegado a los 40 sin el parón que hizo en 2008?
Probablemente no existiría, porque hubiera explotado. No era una forma sana de vivir y de trabajar. No era normal. Tenía 26 años y no sabía qué hacer un fin de semana si no trabajaba. Era una vida de locos. Además, quería una familia y aquel ritmo no me lo iba a permitir.

Su próximo proyecto es nada menos que una ópera, titulada Lubna, en la que lleva años trabajando. ¿Cuándo estará lista?
En 2015 por estas fechas espero que vea la luz. Estamos en la recta final, pero no solo depende de mí.

El proyecto incluye un cuento con tantos capítulos como canciones tendrá el disco. ¿Incluirá también puesta en escena operística?
De momento no hemos querido pensar en la puesta en escena, solo en acabar el cuento y la ópera. Habrá dos mezclas distintas, una clásica y otra más alternativa. El tema de la puesta en escena la iremos viendo. Vamos a necesitar bastante tiempo para poder montarlo.

¿Tendrá el apoyo de las emisoras de radio o como con 'Tarántula' le darán la espalda?
Creo que no [risas]. Las emisoras y yo nunca hemos congeniado. Es una lástima, pero es lo que hay. Sé que nunca voy a ser radiada pero no me puedo quejar, me va bien la vida. Mi música no gusta y horroriza a las radiofórmulas, pero sí al público.

¿'Lubna' será su último trabajo?
No lo sé. Después tendrá que haber una metamorfosis. Con 40 ya no pienso en un futuro muy lejano, solo en el presente y en el día después. Acabaré Lubna y Dios dirá. Dios es el que nos da la luz en el camino.

Es usted catalana de origen andaluza.
La mitad de mi corazón es andaluz. Soy la primera generación de catalanes en mi familia. No hace tanto que emigramos. Aquí me siento como en casa.

¿Y cómo lleva el clima enrarecido de Cataluña siendo artista de éxito nacional?
Eso es una pelota que se está haciendo y no es para tanto. No suelo opinar de esto, porque no pasa nada. No hay nada enrarecido ni turbio. Como todo en la vida, unas personas quieren una cosa y otras quieren otra. Pero bueno, para eso estamos los seres humanos, para comunicarnos. No veo mucha gravedad en lo que está pasando. Es más la información que se hincha. No llegará la sangre al río. Nunca.

Hace poco estrenamos reyes. ¿Qué canción les dedicaría?
Me ha hecho mucha ilusión que los reyes Felipe y Letizia hayan ocupado el trono. Me parecen dos buenas personas con ganas de hacer bien a un pueblo que lo necesita. Estoy encantada con ellos. Les dedicaría la canción más positiva.


Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

HOY HAN COMENZADO LAS GRABACIONES DE 'TU CARA ME SUENA MINI' CON MÓNICA NARANJO DE JURADO

Foto cortesía Antena3.com

Hoy ha tenido lugar en los Estudios Media Park  de Gestmusic en San Just Desvern (Barcelona) la grabación del primer programa de la versión infantil de Tu Cara Me Suena, Tu Cara Me Suena MINI, que en su versión española, presenta importantes novedades.
L@s ocho niñ@s concursantes (con edades entre 6 y 14 años) van a estar acompañad@s durante todo el programa por distintos concursantes de la versión adulta del programa: Roko, Santiago Segura, Anna Simón, Xuso Jones, Llum Barrera, Miki Nadal, Daniel Diges y María del Monte.
Foto cortesía Gestmusic

Todo bajo la batuta de Manel Fuentes y como jurado a Carlos Latre, Ángel Llácer y nuestra Mónica Naranjo.
Además, cada semana asistirá al programa un personaje famoso junto a su hijo para realizar una imitación.
Durante este verano se estará grabando el programa, que aún no tiene fecha de emisión en Antena 3tv.
Foto cortesía Gestmusic

Si quieres asistir como público lo puedes hacer a través de los siguientes medios:
Poco detalles podemos desvelar de la grabación por la política que tiene Gestmusic. Pero si podemos decir, que Mónica Naranjo seguirá contando con el equipo de Losson Couture para esta temporada, curiosamente para el primer programa ha escogido este mono color coral que lució en la entrevista para la revista Diez Minutos.
Foto cortesía Fernando Roi para Diez Minutos

Y no podemos perdernos la emisión del programa, porque la artista va a deleitar a sus seguidores y a uno de los peques, cantando un fragmento de sus temas más conocidos ... se puede pedir más para el estreno del programa. Además la pareja invitada famosa, es muy familiar para el equipo de Gestmusic.
Risas, emociones, sorpresas, porque así son los pequeños imitadores que nos acompañarán en la pequeña pantalla la próxima temporada. ¿Te lo vas a perder?. Nosotros No.
Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

miércoles, 25 de junio de 2014

Rosa Villacastín entrevista a Mónica Naranjo: "Cuando mi hijo era pequeño, yo le daba miedo" by Diez Minutos


Nació: En Figueras, Gerona, el 23 de mayo de 1974.
Estudios: Como desde los cuatro años sintió la pasión por la música, a los catorce su madre la matriculó en una escuela de canto y le regaló una grabadora para que pudiera hacer sus propias canciones.
Familia: Está divorciada de Cristóbal Sansano. Volvió a casarse con Óscar Tarruella, que aportó un hijo, Aitor, al matrimonio.
México: En 1990 emigró a México de la mano del productor musical Cristóbal Sansano. Comienza así una carrera espectacular que la convierte en una estrella internacional.
Actual: Después de un largo periodo retirada, ha vuelto con el disco "4.0" y ha participado en los programas "Tú cara me suena" y "A bailar", que han terminado.

Texto cortesía/extraído de Diez Minutos | Texto: Rosa Villacastín | Fotos: Fernando Roi /José Irún | Ayudante: Dolores Santillana

El día que Mónica Naranjo decidió abandonarlo todo, lo hizo para desconectar de un modo que asfixiaba para empezar a disfrutar de los pequeños placeres de la vida. En ese tiempo, el destino puso en su camino a Óscar Tarruella, que había sido mosso d'Esquadra y que pronto se convertiría en su segundo marido y mánager. Él aportó al matrimonio un hijo que la cantante adoptó. Esta situación familiar le ha dado un alto grado de felicidad.

-¿Cómo vive ese momento en el que dice "¡basta ya"!?
- Con incertidumbre y miedo, porque fue la primera vez que me alejo de lo que conozco, no solamente de México, también de los amigos, de los afectos. Pero me di cuenta que lo mejor que tenía que pasarme me ha pasado, y lo miras todo de otra manera.

-¿De qué manera?
- Al principio me sentí víctima, hoy me siento agradecida por el aprendizaje. No soy una persona dejada, no me gusta la desidia porque me pone muy nerviosa y, si en un momento decidí dedicar mi vida al arte, a la música, supe que eso implicaba hacer muchos sacrificios y estar alejada de mi familia.

-¿Cuando se está tan arriba no valen las medias tintas?
- En esta profesión, como en todo en la vida, hay que darlo todo. Cuando algunas amigas me dicen que yo no he vivido la adolescencia, yo les respondo que he hecho lo que quería hacer.

- Alguna cosa le faltaría.
- Me fui a México muy joven, con una vida programada, en la que sabía qué iba a hacer cada día, incluso lo que iba a cenar. No me permitían salir a las fiestas, pero me lo pasé muy bien.

- ¿De qué se arrepiente?
- De no haber pasado más tiempo con mi padre, que se fue demasiado pronto.

- ¿Cómo es su vida actualmente?
- He llegado a los 40 convencida de que las cosas que he hecho han estado muy bien.

- ¿Dejó de sonar el teléfono?
- Efectivamente, nadie me llamó.

- ¿Qué pasó entonces por su cabeza?
- Nada, no sentí nada. Recuerdo que cuando hablaba con Rocío Jurado y me decía "tú tienes que volver", yo le contestaba que éramos muy distintas, que ella se moriría con los tacones puestos, pero yo no porque para mí lo más importante era encontrar mi camino hacia la felicidad.

- ¿Era lo fundamental para usted?
- Verte sola en una habitación de un hotel, sin más compañía que mi perro, fue decisivo para cortar por lo sano. Quería tener mi propia familia, era mi meta y tenía que luchar para conseguirlo. Y para ello tenía que cambiar de vida, volver a mis raíces, con mi familia, hacer vida de pueblo.

- Y llegó Óscar y se cruza en su camino
- Surgió así y comencé a disfrutar de lo que es estar tumbada en un sofá leyendo un libro junto al hombre que amo.

- Pero no le basta y vuelve a televisión.
- Porque la vida continúa y coincidió que me propusieron hacer cosas que me gustaban. Yo no soy de marcarme metas,me importa más la salud, que mi gente esté bien, pero sin hacer planes a largo plazo que después el día a día te puede desbaratar.

- ¿A su hijo le gusta la música?
- Mucho, le gustan todos los instrumentos, pero sobre todo tocar la guitarra. Es el que me mantiene viva y al día, no sólo con la música, también con los libros que tengo que leer porque es un gran lector.

- ¿Trabajar codo con codo con su marido no desgasta su relación de pareja?
- Para nada. El respeto, en estas cuestiones, es vital. También es básica la comunicación, mantener el equilibrio entre la vida familiar y profesional. Muchas parejas fracasan por falta de respeto, de comunicación. No es nuestro caso. Nosotros somos muy tolerantes, hablamos mucho de todo, nos gusta estar juntos, salir a pasear.

- ¿Cómo es un día cualquiera de su vida?
- Si no tenemos trabajo, nos levantamos muy pronto, cogemos a los perros y andamos mucho, hacemos mucho ejercicio.

- ¿La fama de la tele es más cercana?
- Es distinta. Yo diría que te quiere más porque a través de la televisión entras en sus casas a horas en las que la familia está reunida. Estamos mucho tiempo y les hacemos reír, que es algo muy importante, más ahora que la gente lo está pasando tan mal.

- ¿Le gusta recrearse en lo que hace?
- En casa sí. En casa veíamos el programa y era un momentazo irrepetible porque nos reíamos mucho con todo.

- ¿No es de las que quieren cambiarlo todo?
- ¡Ni hablar!. La naturalidad es imprescindible para que las cosas funcionen. Y otra cosa importante: hay que trabajar con un equipo que domine el medio.

- Su imagen es más natural que rompedora.
- Es algo pensado. Detrás de todo esto hay un equipo muy bueno que me ayuda y aconseja. Apoyo la moda española, José, David y Serio lo saben y conocen lo que me queda bien y lo que no.

- ¿Qué siente cuando ve fotos suyas de hace años?
- Que todo tiene su momento. Cuando iba de pelirroja quería dar una imagen muy radical. Ahora llevo el pelo oscuro, porque es lo que toca en esta etapa de mi vida. Mi primer cambio brusco e lo hizo Rupert, era un platino. Hoy no lo levaría por nada del mundo.

- ¿Para quién nos vestimos: para gustarnos a nosotras o a ellos?
- En mi caso para gustarme a mí. Si yo me miro al espejo y me encuentro bien, digo "a por todas", porque me da seguridad.

- Defíname su estilo.
- Como diría Marta Sánchez, soy el prototipo de mujer, mujer, la superhembra.

- ¿Sí?
- Sí, si por superhembra entendemos la mujer que tiene curvas, que tiene culo...

- ¿Cómo debe ser el hombre la conquiste?
- De espalda ancha, buena pechera, buen culo, donde puedas agarrarte bien. Me gustan jóvenes porque hoy las mujeres le estamos arañando años a la vida y una de 40 parece que tiene 30.

- ¿Se siente a gusto con lo que ve en el espejo?
- Muy a gusto. Eso te lo da tener un hijo de 21 años. Recuerdo que cuando era más pequeño y yo llegaba a casa a trabajar, siempre me decía: "¡Mamá, quítate a la Mónica Naranjo!". Creo que le daba miedo.

- ¿Le pesa ser hijo de una famosa?
- No, porque siempre he tratado de inculcarle que lleve una vida discretísima. Nunca le he llevado al colegio para que no lo asociaran conmigo. Iba a recogerlo, pero nunca lo llevaba para evitar comentarios de sus compañeros.

- ¿Está preparada para que vuele solo?
- Sí porque eso forma parte de la vida. A veces me pregunto por qué yo me fui de casa con 17 años, pero lo hemos educado para que sea independiente y tenemos suerte de que nos ha salido muy juicioso.

- Del 1 al 10 valore su trayectoria profesional.
- Un seis o un siete, porque es mucho lo que me queda por aprender. Ha ido todo tan deprisa que pienso que tengo mucho camino por andar.

- ¿Algún gran proyecto entre manos?
- Uno muy rompedor en el que llevamos más de cinco años trabajando y que saldrá en primavera. Ahora estoy en plena celebración de "4.0" (en referencia a sus 40 años).

EN POCAS PALABRAS
- ¿Qué canción le pone tontorrona?
- "Con las alas al viento", de Rocío Jurado, me emociona mucho.

- ¿Qué libro está leyendo?
- "Dime quién soy", de Julia Navarro. Es Maravilloso

- ¿A qué tiene miedo?
- Soy tan feliz trabajando que jubilarme sería una tontería.


Mi foto favorita
"Ésta me encanta porque creo que refleja muy bien la diversión y "el desmelene" que supuso para mí participar en el programa de Antena 3 "Tu cara me suena". Me lo pasé en grande y se nota".

ENTREVISTA REALIZADA EN EL HOTEL VINCCI SOMA. C/GOYA 79, MADRID. TFNO RESERVAS: 902 454 585. SITUADO EN EL CENTRO DE LA CAPITAL, EN PLENO BARRIO DE SALAMANCA Y CERCANO A LOS MUSEOS DEL PRADO Y THYSSEN.





Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

Entrevista a Mónica Naranjo en Aquí Estamos (Canal Sur Radio)



La cantante ha entrado telefónicamente en el programa de radio de Canal Sur, Aquí Estamos Verano, presentado por Jorge González con motivo del concierto 'Tour 4.0' que esta sábado ofrecerá en el FIBES de Sevilla.

Si no has podido seguir la entrevista en directo, revívela con nosotros.




Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

lunes, 23 de junio de 2014

Mónica Naranjo “No puedo pedirle más a la vida” by Sevilla Magazine


La cantante celebra su 40 aniversario con un disco, “4.0”, en el que ha versionado los mayores éxitos de su trayectoria y que presentará en concierto el próximo sábado en el Auditorio de Fibes tras cinco años sin ofrecer un espectáculo en Sevilla, la tierra de su madre


A sus cuarenta años la artista ha encontrado el equilibrio vital gracias a una familia que ha dado sentido a su vida y a la que dedica gran parte de esta entrevista, íntima y personal, en la que descubrimos su momento presente y hacemos balance de su trayectoria. Un camino en el que ha habido de todo y del que ha ido obteniendo enseñanzas que, poco a poco, la han ido llevando hasta la madurez de la que disfruta hoy día.

-¿Qué tal el balance de estos cuarenta años? 
-Superbien. Hombre, hay situaciones en las que uno se pregunta… “¿por qué a mí?” Pero luego entiendes que tenía que sucederte para crecer. Mi balance es fifty-fifty. Una metamorfosis continua… Llorar haciéndome la víctima me aburre y quienes actúan así también. 

-¿Cuál punto su punto de inflexión para empezar a ver las cosas con otros ojos?
-Después de recibir el golpe más duro [el fallecimiento de su hermano]. Tuve que aceptarlo, pero es horrible la sensación de tristeza, encabronamiento… Más tarde te vas a la cama en paz aunque nunca el corazón vuelve a ser el mismo. Aceptas pero lo demás pierde valor en comparación a eso…

-¿Se lleva bien con el paso del tiempo?
-No cambio los 40 por los 20. No sabía nada ni tenía la templanza de ahora. He dejado que la vida me llevara… Por eso, de 39 más 1, nada… ¿Qué coño es eso? La edad es un tesoro.

-¿Cómo se ve hace dos décadas?
-Muy ignorante. Una persona inteligente no lo es por culta sino emocionalmente. No tenía el aprecio que tengo hoy por la vida pero es lo que tocaba… Creíamos que lo sabemos todo y no sabíamos nada.

-Claro que todo eso lo verá reflejado en su hijo…
-Pues sí. Tiene 21 años y debe vivirlo. Si tuviera que explicarle todas las actitudes que veo en él, tendría que estar peleando constantemente. Es la edad de la verdad absoluta. Sea como sea, si se equivoca, ahí están papá y mamá para ayudarle pero debe caerse primero. Dice que soy la mujer de su vida (risas).

-Dígame qué sensaciones que le transmite la Mónica Naranjo de los inicios y la actual…
-La de antes mucha angustia. La de ahora me mola (risas).Es una etapa tan pacífica interiormente que, si tuviera que morirme, lo haría a gusto. Cuando me hablan de antaño sé que lo hacen con amor pero no me interesa. Me importa el hoy. De lo demás no me acuerdo de casi nada.

-Pero, ¿a este bienestar ha llegado por usted? ¿Por su marido y su hijo?
-En primer lugar, por mí. Yo quiero y decido estar así. Decido una familia, un esposo, un niño… Cuando los “fans” me dicen eso de que gracias a mí han cambiado algo de sus vidas, siempre respondo: “No, gracias a mí, no. Gracias a ti”. Es por ellos. Mi música puede haberles acompañado pero es lo máximo que hago…

-Su visión del amor, cuando canta, es especialmente desgarrada…
-Es el personaje (risas). Es muy dramática. Gracias a Dios, yo no he sufrido tanto… Estaría en un manicomio… (risas). El amor, depende de cómo lo encares, puedes sufrirlo, o disfrutarlo. A mí los “malotes” nunca me han llamado la atención. Prefiero los hombres atentos, que cuiden de ti y te entiendan.

-¿Así le conquistó Óscar?
-Siendo la mejor persona del mundo. Al principio pensaba que no podía ser tan perfecto, que tenía que aparecer el “bicho” por algún lado (risas)… Y el “bicho”, en catorce años, no ha salido. Nos conocimos como amigos. Yo le propuse: “seamos amigos con derecho a roce”. Y él me contestó: “Mira, soy muy mayor para eso. Si te interesa bien, y si no, no pasa nada…”.

-Hablemos de su faceta televisiva… ¿Ha abandonado un poco la música por ella?
-No. Lo que pasa es que la música la sufro y, en la tele, me lo paso fenomenal. Para mí no me supone un esfuerzo. Ni en “Tu cara me suena”, ni conduciendo un programa…Y eso que, al principio, me negué. Fue Oscar quien me hizo caer en mi error. La gente no me conocía. Me veía como un personaje altivo, distante… No sabían si me reía o no. Él me dijo, prueba y, si no, nada… Y ha sido la mejor de las terapias.

-¿Es de las que piensan que, hasta el final, con las botas puestas?
-No. Soy más egoísta. Es un trabajo. Si se tiene la necesidad y se quiere, bien pero, estar por estar, no. Eso es vanidad. Yo tengo mucho ego en lo profesional pero después soy más práctica. Si me dicen que me he levantado fea me da igual pero, si lo que me comentan es que he cantado mal, o que el tema no era bonito, ahí me duele en el alma.

-Concha Piquer afirmaba que a ella nadie le había pisado el poncho nunca… ¿A Mónica Naranjo tampoco?
-¿Qué dices? Concha Piquer estaba equivocada… Muy equivocada. En el arte cada uno somos únicos. ¿Soy única? ¿La mejor? Mentira. Mira Pastora Soler, maravillosa en todos los sentidos. O esa Ruth Lorenzo en Eurovisión… O Diana Navarro… O mi amiga Marta Sánchez…

-¿Y algo inédito suyo? ¿Para cuándo?
-“Lubna”, la ópera. Supongo que para el año que viene por estas fechas pero es que es tan costoso… Como la vida en sí, requiere tiempo, templanza y paciencia…



Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK











sábado, 21 de junio de 2014

Mónica Naranjo sobrevive a la diva by El País


Texto cortesía/extraído de El País | Texto: Isabel Valdés Aragonés | Foto: Santi Burgos


Ya no solo los gays corean a la pantera. Ayer se constató en el madrileño Teatro Circo Price, durante el primero de los dos conciertos de la diva con uno de los torrentes de voz más potentes del mundo. El registro vocal de Mónica Naranjo, amplio e inabarcable, atrae a cualquiera. Ella lo sabe: “Antes para ir a un concierto mío tenías que entender; ya no. Esa normalización es un paso importante”.
Potente e imponente, es desde hace años musa homosexual. Gladiadora por sus derechos. Compositora, presentadora, productora, madre. Acaba de cumplir 40 años como quien cumple 20. El disco, Tour 4.0, salió el pasado 6 de mayo y hoy sigue entre los más vendidos. La gira comenzó un mes después. Cada mañana piensa: “Es un día cojonudo”.
Su disco y el espectáculo son un homenaje a sus 40 años y a las dos décadas de profesión. La edad es simbólica, “lo importante es cómo te sientes tú por dentro”. Asegura, a través del teléfono camino del aeropuerto, que tiene la sensación de que no ha pasado el tiempo desde que se fue de casa: “En realidad han pasado 23 años, pero mi cabeza sigue ahí”. Ahora se siente más enérgica, con ganas de hacer más cosas, más despierta. “Incluso más curiosa”, precisa.
Curiosa ha sido siempre. En la música. En la vida. Forma parte de ese espíritu libre que la inundó mientras crecía, que su madre cultivó. Ese que ha impulsado su lucha por la igualdad de derechos para los homosexuales. “Ahora es natural ver a una pareja cogida de la mano. La gente ya no piensa que son un par de viciosos”. La cantante está convencida de que lo que se ha ganado en cuestión de derechos no se puede parar, “son muchos años y personas que se han dejado la salud y la vida para que ahora puedas besarte en la calle. Eso no se borra. La gente quiere evolucionar”.
En un par de semanas, se celebrará el Día del Orgullo. “Más gay que lo que me proclamo no puedo ser. Pero creo que se debe ver más allá del montaje. Todo es jaja, jiji, qué risa. A quien enciende la tele, con sus hijos al lado, y ve a dos con el culo al aire simulando una felación, no le parece serio”. Ella prefiere una celebración más reivindicativa, “reclamar derechos, conseguir ser escuchados, ese tipo de acciones en apariencia inofensivas hacen más daño del que creemos. Frenan la lucha”.
La que no frena es ella. Positiva, cálida. Enamorada de la cocina. De verbo fácil. Camaleónica. Del escenario al plató, y viceversa. La televisión no le ha supuesto un problema. “No le he sacado nada negativo. Me divierte muchísimo, tanto de jurado como de presentadora. Frente a la cámara no siento el miedo ni la responsabilidad que sí noto en el escenario”.
Esa nueva faceta, que la expone aún más al público, no le ha cambiado la vida: “La gente comigo es muy generosa, nunca han invadido mi privacidad”. Habla de sus fans con una dulzura difícil de asociar a su carácter público: estoico. Un personaje creado por ella y para ella que la protege de su propio nombre: “Si fuera tan intensa, tan altiva, y tan distante tendría un problema mental”. Pero nada más lejos de la realidad. “Se gana sentido del humor con los años, cada vez te da menos miedo hacer el ridículo y, en realidad, soy una blanda. Me lo dice mi marido cuando llamo al perro, que con el tono que lo hago jamás me respetará”. Es, además, extremadamente ordenada, repite cuatro veces la misma cosa y tiene un problema para ubicarse, “si dejo el coche en un parking, tengo que hacer foto de la planta y el sitio”.
En el escenario cambia: su presencia sobre las tablas es monumental. Vive alejada de la tiranía de la belleza que soporta su mundo. “Si la tuviera presente sería algo en mi contra. Viviría obsesionada. Yo lo que cuido es mi cabeza. Necesito vivir en paz, reirme mucho, meditación y ejercicio. Si mantenemos sana la casa de las locas todo va mejor”, se ríe a carcajadas. Casi tan enérgicas como su voz, con la que ha vendido alrededor de 10 millones de discos en todo el mundo, aunque la industria discográfica atraviese un mal momento. “La piratería existe, no se puede ir contracorriente, sino buscar la manera de reconstruir el sistema”, reflexiona.
Mientras, ella visualiza su futuro y hace un breve balance: “No me cambiaría por nadie. La vida ha sido generosa conmigo. Dentro de otros 40, quiero vivir feliz con un huerto y unos nietos que den por saco. Con mi pareja. Al estilo Heidi”.


Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

jueves, 19 de junio de 2014

Mónica Naranjo: «Ahora estoy menos cargada de puñetas» by La Razón


La entrevista de Amilibia


– «Mónica Naranjo 4.0». ¿A quién le gana por goleada?
A los años. Cada vez estoy mejor, en todos los sentidos.
–Hace 20 años que publicó su primer álbum. Dice el tango que 20 años no es nada...
Y tiene razón el tango. Se me han pasado volando.
–¿Qué ha cambiado más en usted?
He ganado experiencia y he aprendido a vivir mejor la vida. Me quiero más, me acepto mejor. Estoy menos cargada de puñetas, como dice mi madre.
–Ya puestos, ¿qué puñetas ha soltado?
Tiré el miedo a hacer el ridículo por la ventana. La TV quita vergüenzas.
–Cumple 40 años. ¿Una buena edad para...?
Para todo. Es una cuestión interna, en la edad cuenta el reloj interior.
–¿Y qué le da cuerda a su reloj interior?
Levantarse y pensar que, si tienes salud, ese día es cojonudo.
–No sé si usted es en verdad osada, valiente, provocadora...
Sólo en el escenario. En mi vida personal no soy nada osada ni provocadora.
–Canta «Desátame». ¿A qué está atada?
Ahora ya, a nada. Camino y escojo el camino.
–«Sólo se vive una vez». ¿Otra vida después de ésta?
¿Repetir curso? No. Después sólo quiero dejar de ser materia, ser sólo energía. Somos energía que se convierte en otras energías.
–«Todo mentira». ¿Dedicada a las campañas electorales?
Los artistas no debemos vincularnos a esas cosas, sólo al buen rollo. Pero, en general, cada vez nos cuentan más mentiras. Pero ahora las detectamos.
–«Amor y lujo». ¿El amor es un lujo?
Que te amen es un lujo. Conservar el amor año tras año es un lujo.
–«Come y calla». ¿Hay que callar para comer o...?
Según mi madre, sí. Estoy aprendiendo a comer y callar.
–«Pantera en libertad». ¿Eso es usted?
Las panteras son agresivas; yo, no. Si fuera un animal, me gustaría ser mariposa. Qué maravilla pasar de gusano a algo tan bello.
–Pero también hay quien pasa de hombre a cucaracha...




Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK

martes, 17 de junio de 2014

Mónica Naranjo: 'Cumplir 40 es un regalo' by El Mundo


  • Celebra sus cuatro décadas de existencia con '4.0', un recopilatorio donde reinterpreta sus grandes éxitos, y una gira que llega este viernes y sábado al Teatro Circo Price de Madrid.


Texto extraído/cortesía de El Mundo | Texto Darío Prieto | Foto: Antonio Heredia

Hay quien lo oculta como el paso sin retorno hacia la vejez, pero Mónica Naranjo celebra orgullosa sus 40 años en este 2014 con un disco recopilatorio, '4.0', en el que 'aggiorna' sus grandes éxitos ('Sobreviviré', 'Desátame', 'Europa'), 'petándolos' de electrónica revolucionada. Una celebración con su correspondiente gira, que este viernes y sábado llega a Madrid (Teatro Circo Price)y el próximo día 26 a su Barcelona (Poble Español).
"Ocultarlo es un error, pero se hace. Tengo amigas que llevan cumpliendo 39 años desde hace 10", dice Mónica del miedo al 'paso del Ecuador' de la vida. "A ver, llegas a los 40, seas chico o chica, realizado, feliz, con tu familia, estando todos sanos, con la experiencia que te da aprender, sobre todo de lo malo... Coño, pues habrá que celebrarlo", suelta en uno de sus pasionales arrebatos. "Tengo una filosofía en la vida, y siempre se lo digo a mi hijo: si te levantas por la mañana y pones un pie tras otro va a ser un día estupendo, porque estás sano y hay que estar feliz". Ella, que ha conocido lo que es perder un ser querido, dice tenerlo claro: "Cumplir años es un regalo. Siempre".
Mónica, que ahora también ejerce de presentadora de televisión, asegura que echar la vista atrás, hacia los comienzos de esa chica de pelo bicolor y voz huracanada, "fue muy tierno: Me reencontré con la Mónica de 20 años, que era como son todos los chavales de esa edad, inocente y soñadora". Pero, es curioso, dice, "ya estaba preparada para lo que iba a venir. Fui una niña poco sociable y me vino muy bien irme a México y obligarme a tener amigos en una tierra donde la gente es más cariñosa".
En México se hizo un nombre y a su regreso a España explotó como icono gay y de la nueva feminidad. "No me di cuenta del impacto que tuve en la gente, todo pasó muy rápido. Estamos hablando de algo no tan físico como subirte a un escenario y que todo el mundo cante tus canciones", evoca.
"Fueron 12 años de éxito tras éxito. Y cuando abandoné el mundo de la música, me encontraba en la cúspide. Y lo dejé por eso: no sabía vivir. Aparte, yo siempre había querido tener familia, y a ese ritmo tenía un divorcio y nada más, ni pareja ni familia ni nada", dice sobre su retirada en 2002. "Y luego, claro, el hastío por la industria", dice con una mueca de asco. "El rifirrafe, el juego psicológico, la presión por mantener una carrera que, en el fondo, no me arropaba cuando tenía frío".
"Cuando dejé el mundo de la música", recuerda, "nadie volvió a hablarme, el teléfono no sonaba y todos los amigos que tenía desaparecieron. Ya no interesaba. Fue una razón más para reforzar el paso que había dado. Menos mal que lo hice, porque mi vida estaba vacía. Durante aquellos siete años, no lo eché de menos ni un día. Además me enamoré, me casé, tuve un hijo... Fíjate lo que me hubiese perdido".


Mónica Naranjo - El Mundo - 16.06.14 by Álvaro E. Abad



Síguenos en TWITER @webmninfo  y | FACEBOOK